About Us  |  Contact Us  |  Español
VNA of Care New England
VNA of Care New England

Pterigión

Definición

Un pterigión es un crecimiento anormal y no canceroso de la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana delgada que reviste el interior del párpado y parte del globo ocular. Se encuentra entre la esclerótida, o el "blanco del ojo" que rodea el globo ocular, y la córnea, la ventana en forma de bóveda que cubre la parte delantera del ojo a cargo de refractar la luz.
El crecimiento excesivo de la conjuntiva produce pterigión, que aparece como una mancha carnosa (de color blancuzco y con vasos sanguíneos) que se extiende sobre la superficie del ojo. Si un pterigión sigue creciendo, puede pasar a la córnea. Si un pterigión crece lo suficientemente grande eventualmente puede distorsionar la superficie de la córnea y hacer borrosa la visión.
La Conjuntiva
si55550369 96472 1
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Se desconoce la causa exacta del pterigión. Los factores más comunes que contribuyen al pterigión incluyen:
  • Exposición excesiva a la luz del sol
  • Sexo masculino
  • Edad en aumento
  • Trabajar en exteriores
  • Exposición excesiva a condiciones ambientales asperas como el polvo, la suciedad, el calor, el aire, la resequedad y el humo
  • Exposición excesiva a alérgenos como los solventes y químicos industriales

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa sus probabilidades de desarrollar una enfermedad o padecimiento.
Los factores de riesgo para el pterigión incluyen:
  • Trabajar en ocupaciones con una exposición excesiva a condiciones ambientales (luz del sol, polvo, suciedad, calor, resequedad, viento, humo)
  • Trabajar en ocupaciones con exposición excesiva a solventes o a químicos
  • Miembros en la familia con pterigión

Síntomas

Los síntomas de un pterigión varían de una persona a otra. En algunas personas, el pterigión permanece pequeño y no afecta la visión. Estos pterigiones se notan sólo debido a su apariencia cosméticamente anormal. En otras personas, los pterigos crecen rápidamente y causan una visión severamente borrosa. Los pterigiones no causan dolor.
Los síntomas incluyen:
  • Enrojecimiento
  • Sequedad
  • Irritación
  • Lagrimeo
  • Sensación de tener algo en el ojo
  • Visión borrosa
Si usted experimenta cualquiera de estos síntomas no asuma que se debe al pterigión. Estos síntomas pueden ser causados por otras enfermedades oculares. Si usted experimenta cualquiera de ellos, vea a su oftalmólogo.

Diagnóstico

Su oftalmólogo le preguntará acerca de sus síntomas e historial médico y le realizará una examinación completa del ojo. Las pruebas pueden incluir:
  • Agudeza visual: un examen que mide la capacidad de ver y leer las letras más pequeñas que figuran en una gráfica optométrica entre 14 y 20 pies de distancia
  • Examen con lámpara de hendidura: una luz intensa con aumento que se usa para ver el ojo
  • Topografía corneal: un examen computarizado que identifica los cambios en la curvatura de la córnea
  • Documentación fotográfica: una fotografía para registrar el grado de crecimiento de un pterigión

Tratamiento

Los principales objetivos del tratamiento para el pterigión son para:
  • Evaluar el tamaño
  • Prevenir la inflamación
  • Prevenir la infección
  • Ayudar en el proceso de recuperación, si se realiza un cirugía
Las opciones de tratamiento incluyen:

Observación

  • Examinación ocular periódica, usualmente cuando el pterigión causa síntomas mínimos o no causa ninguno
  • Si los síntomas aumentan, los tratamientos adicionales pueden incluir:
    • Medicamentos: antibióticos recetados para prevenir una infección, corticosteroides para reducir la inflamación, lubricantes oculares como lágrimas artificiales
    • Radioterapia para evitar que se vuelvan a formar células de pterigión
  • Examinación ocular periódica, usualmente cuando el pterigión causa síntomas mínimos o no causa ninguno
  • Si los síntomas aumentan, los tratamientos adicionales pueden incluir:
    • Medicamentos: antibióticos recetados para prevenir una infección, corticosteroides para reducir la inflamación, lubricantes oculares como lágrimas artificiales
    • Radioterapia para evitar que se vuelvan a formar células de pterigión

Cirugía

Si la visión se torna severamente borrosa, el pterigión puede necesitar ser retirado quirúrgicamente. Esto comúnmente se realiza en una base de paciente externo. En ocasiones, el pterigión puede reaparecer. Se pueden tomar medidas durante la operación para evitar que esto suceda.
En casos raros un pterigión causa cicatrización seria de la córnea. Si esto sucede, se puede necesitar de un trasplante de córnea.
Mitomicina C para ayudar a curar y evitar la recurrencia, después de la extirpación quirúrgica del pterigión.
Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted.
Si la visión se torna severamente borrosa, el pterigión puede necesitar ser retirado quirúrgicamente. Esto comúnmente se realiza en una base de paciente externo. En ocasiones, el pterigión puede reaparecer. Se pueden tomar medidas durante la operación para evitar que esto suceda.
En casos raros un pterigión causa cicatrización seria de la córnea. Si esto sucede, se puede necesitar de un trasplante de córnea.
Mitomicina C para ayudar a curar y evitar la recurrencia, después de la extirpación quirúrgica del pterigión.
Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted.

Prevención

Para ayudarle a reducir sus probabilidades de desarrollar un pterigión, tome las siguientes medidas:
  • Use anteojos oscuros con protección UV para cubrir los ojos del sol, el polvo y el viento
  • Evite factores ambientales asperos para reducir el crecimiento o reaparición del pterigión

RESOURCES

American Academy of Ophthalmology http://www.aao.org/

Eye Care America http://www.eyecareamerica.org/

CANADIAN RESOURCES

Canadian Ophthalmological Society http://www.eyesite.ca/

Health Canada http://www.hc-sc.gc.ca/index%5Fe.html/

References

Coday M. Pterygium. Digital Journal of Ophthalmology website. Available at: http://www.djo.harvard.edu/site.php?url=/patients/pi/426 . Accessed July 21, 2009.

Jurgenliemk-Schulz IM, Hartman LJ, Roesink JM, et al. Prevention of pterygium recurrence by postoperative single-dose beta-irradiation: a prostpective randomized clinical double-blind trial. Int J Radiat Oncol Biol Phys .2004; 59:1138-1147.

Kellogg Eye Institute. Pterygium. Kellogg Eye Institute, University of Michigan website. Available at: http://kellogg.umich.edu/patientcare/conditions/pterygium.html . Accessed August 12, 2005.

Sowka JW, Gurwood AS, Kabat AG. Handbook of Ocular Dsease Management. New York, NY: Jobson Publishing Co; 2001.

Washington University Physicians. Pterygium. Washington University Physicians website. Available at: http://wuphysicians.wustl.edu/page.aspx?pageID=516 . Accessed November 11, 2010.

Revision Information

Health Headlines
CDC Warns of Listeria Danger From Caramel ApplesView in a lightbox
E. Coli Germs Found on Farmers Market HerbsView in a lightbox
Older Cars a Bad Choice for Younger DriversView in a lightbox
Health Tip: 12 Ways to a Healthier HolidayView in a lightbox
Preschoolers Need Eye Screening, Experts SayView in a lightbox
VNA of Care New England
© 2011 Site Index | Disclaimer | Legal Notices | Talks Your Health